Tu tienda y blog especialistas en MTG

Larga ha sido la lucha contra los Eldrazi, comenzando mucho tiempo antes de que nosotros tuviéramos conocimiento de esta amenaza.  Esta arcaica raza procedente de las Eternidades Ciegas, ha viajado a través de los planos devorando durante eones la esencia de su maná y fuerza vital, destruyendo el plano en si. Sin una forma física predefinida, estos seres extienden parte de su esencia al plano que desean devorar, manifestando una parte de su ser, suficiente para llevar el plano a su destrucción. Por suerte, hace casi seis mil años, un grupo fue creado para detenerlos, Los Tres. Y hoy veremos a uno de sus integrantes. Cada semana tendréis un trozito del Lore de nuestro juego favorito a partir de ahora, y que mejor manera que comenzarlo de esta manera. Y a los viejunos, os espera una sorpresita tras esta recopilación.

NAHIRI, LITOMANTE

Resultado de imagen de nahiri pics

Quizá una de las razones de que Los Tres nacieran, fue la férrea determinación de esta Caminante de Planos en un afán imposible de proteger el Multiverso de una indómita raza de despreciables seres. Este objetivo despertó, como veremos, el interés de una Sierpe muy especial y de este encuentro, nacerá un grupo que vivirá grandes momentos, pero con desenlaces poco esperados.

Nahiri tiene su cuna en la raza de los Kor, con un carácter nómada en todos los planos en los que han existido, desde Zendikar su plano natal, hasta Rath y Dominaria, espoleados en más de una ocasión por los Phyrexianos. Una arcana y maravillosa tradición, que tiene la cuna en esta raza de humanoides de piel blanca, grisácea o con tintes azules, es la Fragua de Piedra de la cual Nahiri es una maestra. Durante siglos, esta Caminante Kor ha servido como guardiana de Zendikar, hasta que los titanes fueron nuevamente liberados. Momento en el que la entereza rocosa de la litomante, arde en furia vengativa cual lava fundida.

LOS TRES Y EL ENCIERRO DE LOS ELDRAZI

Resultado de imagen de ugin pics pics

Cuando la chispa de Nahiri despertó, uno de sus primeros encuentros con otro ser como ella fue con el Vampiro Sorin, con quien forjó un inaudito vínculo de amistad. El albino ser de la noche, guió en los primeros pasos como Caminante a la Kor y cómo usar correctamente el poder viajar entre planos. En uno de estos viajes a través del Multiverso, son testigos de una raza olvidada llamada Eldrazi, y contemplan como uno de los Titanes llamado Ulamog destruye por completo un plano antaño olvidado. Nahiri comienza en este momento a buscar una manera de que estas bestias informes sean de alguna manera detenidas, y así proteger el recién conocido Multiverso. Sorin despierta del letargo al Dragón Ugin, habiendo oído del interés de la sierpe por los Eldrazi, y le informa del despertar de esta raza . Ugin, por su parte, ávido de conocimiento por estos titanes a los que ha dedicado siglos de estudio, decide ayudarles a encerrarles en un plano, pero sin llegar a ocasionar su destrucción, y así poder seguir estudiando la naturaleza de estos destructivos seres. De esta manera, apoyando a su manera la idea de Nahiri por detener la destrucción de más planos, forman el grupo de Los Tres.

El plano elegido fue Zendikar, por sus exhuberantes ecosistemas y el maná vivo y dinámico que poseía y que a buen seguro sería un perfecto señuelo para el hambre insaciable de los Eldrazi. Nahiri, en un acto de noble sacrificio, acepta que sea su tierra la que albergue a estos seres buscando el bienestar del Multiverso. El plan era a la vez sencillo, pero complicado de ejecutar. Sorin se encargó de atraer a los Eldrazi al plano, y proteger a Nahiri. A su vez, la Litomante fue creando una red de Hedrons por todo Zendikar que formarían entre ellas una prisión para impedir escapar a los Eldrazi. Y Ugin combatiría a los Titanes para debilitarles en la medida de los posible. Finalmente con su magia, Ugin usa las líneas de energía para unir los Hedron y atar a los devoradores a Zendikar. El lugar para aprisionarlos fue en las cámara subterránea que se ubicaba en las montañas de Akemm, a la que llamaron Ojo de Ugin.  Además, como medida preventiva para evitar que cualquiera pudiera abrir la cámara y despertar a los Titanes de su eterno letargo, proponen una cerradura mística, que solamente reaccionaría ante la presencia de tres caminantes, y el aliento mismo de Ugin. La trampa y plan funcionan, consiguiendo que los Titanes se manifestaran en una forma física, y gracias a las líneas de energía producida por la red de Hedrons, los letales Emrakul, Ulamog y Kozilek fueron confinados, con la idea de que sería un encierro permanente. Pero todos conocemos el desenlace de esta prisión. Una vez la misión se ha llevado a cabo, el grupo se disuelve

PROTEGIENDO ZENDIKAR

Resultado de imagen de nahiri pics

Nahiri se quedó en la tierra que la vio nacer, como protectora no solo de Zendikar, si no de todo el multiverso, salvaguardando a los demás planos de los horrores llamados Eldrazi. Pero la calidad y cantidad de maná de Zendikar, atrajo a más seres indeseables, a los cuales la Caminante tuvo que hacer frente. Uno de los más peligrosos viajeros que arremetieron contra Zendikar, fue el infame Ob Nixilis, quien en un intento de recuperar su forma original quiso hacerse con la fuente de maná del plano. Una vez más, la Litomante hace uso del poder de los Hedron para detener al conquistador de planos; implantando una de estas rocas en su frente, consigue eliminar la fuente de poder del otrora humano y ahora demonio. Tras varios siglos protegiendo el plano, toma la decisión de formar discípulos en los que inculcar el arte de la Litomancia, y poder mantener la Red Hedron en su ausencia. Así, toma un descanso que duraría siglos.

La lucha contra los Eldrazi se volvió cada vez más tenue en el recuerdo, y sus enseñanzas sobre los titanes se disolvieron en la más profunda de las memorias olvidadas. Así nacieron los Dioses para los Kor, Talib , Kamsa y Mangeni, quienes en realidad eran Kozilek, Emrakul y Ulamog. Y a nuestra caminante le recayó el título de Profeta de Talib.

Pasaron varios siglos hasta que Nahiri despertara. El motivo del despertar de su letargo fue causado por la creación de un santuario vampírico creado cerca del nexo de la Red Hedron, causando una distorsión en las líneas de energía y debilitando el sello que mantenía cautivos a los Eldrazi. Pidieon ayuda a Sorin y Ugin, pero sin más respuesta que el vacío, Nahiri debe enfrentarse al problema ella sola. Finalmente consigue que la Red no se colapse, e impide el regreso de los Eldrazi. No obstante, la indignación corría a Nahiri ante la ausencia de ayuda por parte de sus antiguos compañeros.

SED DE VENGANZA

Resultado de imagen de nahiri pics

Nahiri viaja al plano del Vampiro, Innistrad, en busca de respuestas. Sorin, disculpándose ante su antigua camarada, le explica que la señal de socorro probablemente hubiera sido absorvida por el Helvault. Enfadada, y culpando a Sorin de que su linaje casi estuvo a punto de liberar el horror al Multiverso, le hecha en cara la negligencia que estuvo a punto de cometer. Hirientes palabras que no sientan bien a Sorin, quien recuerda a la Litomante quien le enseñó todo lo que sabía sobre el viaje entre planos, recordándola que quien más interés tenía en los Eldrazi era el Dragón Ugin, sugiriendo que fuera a él a quien pidiera explicaciones. La Kor toma esta respuesta como una ruptura y traición a sus vínculos, y arremete contra Sorin. Este ataque tiene nefastos resultados para la Caminante, quien sufre la ira de Avacyn en un acto de cometida defensa de Innistrad. Durante la lucha, es Sorin quien pone punto y final al asunto, desterrando a Nahiri dentro de la prisión Helvault.

Tras 6000 años desde su encierro, en Zendikar tiene lugar la tragedia. Los Eldrazi se encuentran cada vez más inquietos en su prisión, y el sello parece debilitarse. Esta vez Sorin se da cuenta de lo que ocurre y responde rápidamente, intentando unir de nuevo a los Tres. Pero se encuentra con un grave problema; no encuentra a Nahiri, y Ugin ha sido asesinado en Tarkir original por otro dragón aún más poderoso. Por suerte, esta vivo en la nueva línea temporal, en un Hedron de Zendikar, con los conocimientos suficientes para indicar al vampiro dónde debe de buscar a la Litomante. Pero parece que la fortuna no sonríe a Zendikar, ya que la presencia de Ugin y de tres caminantes que llegaron atraídos por la agitación de maná, cumplen el requisito de la terrible liberación de los Titanes.

Con el Helvault destrozado, Nahiri puede nuevamente regresar a Zendikar, preocupada por lo que en su ausencia pudiera haber ocurrido, encontrándose con sus peores temores hechos realidad. Los Eldrazi estaban descontrolados, las tierras erosionadas y no encontraba aliados. A la vez desolada y enfurecida, jura venganza contra Sorin por haberla mantenido encerrada sin poder haber podido defender su tierra. Arremete contra Innistrad, primero destruyendo el castillo de Markov, aprisionando a los vampiros que en él moraban dentro de sus paredes, gracias a su dominio de la Litomancia.

Las gentes de Innistrad, asombrados por su poder, comienzan a adorarla, y en una jugada jocosa del destino, la confunden con una arcaica vampiro, debido al blanco de su pelo y tez. Esto le sirve como punto de distracción para poder crear los Cryptolitos, y crear un nexo que permitiera traer a los Eldrazi a Innistrad. Corrompiendo además al defensor del plano, Avacyn, consigue que quien otrora fuera su creador, Sorin, le quite la vida, desencadenando así la llegada de Emrakul a Innistrad. Dando por perdido su plano, Sorin forma un ejército de vampiros con la misión de dar caza a Nahiri. La Caminante les espera en las ruinas de Markov, con un ejercito de cultistas y engendros Eldrazi. La lucha entre los antiguos compañeros tiene graves resultados para ambos. Sorin queda aprisionado en las paredes del Castillo, mientras que Nahiri debe huir gravemente herida por la lucha.

 DESPEDIDA

¿Y vosotros, a dónde creéis que ha podido huir Nahiri, y cuál es su siguiente movimiento? La semana que viene recordad que tendréis la segunda parte de “Los Tres”, tocando el turno a nuestro Vampiro favorito.

Anteriores caminantes: Ahiok , Ajani Tezeret y Tamiyo

Síguieme en Twitter: Tumoney

Y puedes leer mis artículos, pinchando aquí

Preventa de Commander Anthology

Anuncios

Comentarios en: "Lore: Los Tres , Parte 1/4 : Nahiri" (4)

  1. […] raza de destructores seres llamados Eldrazi. Como ya vimos la semana pasada en la historia de Nahiri, se unen al dragón Ugin para elaborar un plan que atara a esta voraz raza en un plano, siendo el […]

  2. […] caminantes: Ahiok , Ajani , Tezeret , Tamiyo  , Nahiri y […]

  3. […] caminantes: Ahiok , Ajani , Tezeret , Tamiyo  , Nahiri , Sorin y […]

  4. […] Eldrazi en Zendikar algo antes de todo esto (una historia divertida sobre la que podéis leer en esta maravillosa serie de artículos de Tumoney, pero ahora centrémonos en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: