Tu tienda y blog especialistas en MTG

¡Buenas, Davinnistrad al habla de nuevo! Hoy traigo un artículo de lore de mi propia cosecha, en el que quiero reflexionar y teorizar acerca de cómo ha evolucionado la historia del Gatewatch desde que se formaron en Battle for Zendikar hasta Hour of Devastation. Para disfrutar mejor de este artículo, os recomendaría que leyeseis la última Magicstory: La Hora de la Devastación (que os dejo enlazada aquí), y si queréis ahondar un poco más, el análisis de Jay Annelli de esta historia, que podéis encontrar traducido al castellano por un servidor aquí. Dicho esto, comencemos.

Ilustración de Raymond Swanland

Bien, está claro que desde que Los Guardianes se formaron en Battle for Zendikar, han seguido una trayectoria muy específica con un fin más específico aún: convertirse en “las caras reconocibles de Magic”. Como un producto que quiere adaptarse a una nueva forma de transmitir su historia, necesita un cast medianamente reconocible, alrededor del cual centrar la trama que va sucediendo. Y desde Battle for Zendikar tenemos a cuatro (luego cinco, luego seis) planeswalkers con los que ya estábamos familiarizados desde antes, unidos para luchar contra el mal. Una premisa sencilla y, por lo que parece, efectiva: desde que esta nueva forma de contar la historia empezó, los fans de dicha historia se han multiplicado, según datos oficiales de Wizards.

Resultado de imagen de oath of the gatewatch art

Ilustración de Chris Rallis

Desde la formación de este grupo, hemos visto cómo se enfrentaban a dos de los tres grandes villanos de la historia de Magic: los Eldrazi y Nicol Bolas (el tercero, en caso de que haya algún despistado leyéndome, es Pirexia). Vamos a analizar los dos encuentros individualmente.

Resultado de imagen de oath of the gatewatch art

Ilustración de Chris Rallis

La lucha contra los Eldrazi se dividió en dos actos: Zendikar e Innistrad. En Zendikar se nos planteó el problema que ya conocíamos desde hace años (una de las ventajas de esta nueva forma de contrar historias, por cierto, es que ya no pasará tanto tiempo entre planteamiento y resolución de tramas), los Eldrazi han devastado Zendikar, y por una serie de circunstancias, cuatro planeswalkers se unieron para combatirlos. En este primer acto tenemos la presentación de los personajes y su primera victoria, explicada de forma relativamente coherente aunque a priori pudiese parecer algo extraña: Chandra tuvo acceso a grandes cantidades de maná y por eso pudo incinerar a dos de los tres titanes Eldrazi (recordemos que según teorías Emrakul es la única titán, por lo que Ulamog y Kozilek podrían renacer de ella, pero bueno, no nos desviemos). Primera victoria, y lo que parece la conclusión del problema de los Eldrazi.

Resultado de imagen de jace unraveler of secrets

Ilustración de Tyler Jacobson

Total, que la trama “sigue” y, oh sorpresa, acabamos con un segundo acto con el verdadero Final Boss en Innistrad: Emrakul. Y aquí es donde, si no sigues las Magic Story, te llevas las manos a la cabeza y dices que esto qué mierda es. Y aunque intentar comprender la historia sin leer la historia puede parecer un sinsentido, dado que Wizards nos la está dando en cartas, es comprensible que esa sea la reacción: los cinco planeswalkers novatos derrotan a Emrakul. En la historia vemos que en realidad Emrakul trama algo y que es ella quien decide dejar de “seguir jugando”. Aquí me sé mil teorías guays, pero no es el lugar. A lo que vamos es a que los Guardianes completan “sin un rasguño” su primer arco. Guay.

Imagen relacionada

Ilustración de Titus Lunter

Llegamos a Nicol Bolas. Tras un episodio en Kaladesh en el que los Guardianes vuelven a ganar tras enfrentarse a u ¿opresivo? Consulado, y donde resorvemos el primer arco individual, el de Chandra, los invictos se enfrentan a Nicol Bolas. Allí donde Emrakul decidió que por X no iba a combatir, Nicol Bolas tiene otros planes. Desmonta al Gatewatch en piezas, no acaba con ellos porque aún quiere utilizarlos y termina así la primera parte de la historia de los Guardianes.

¿Y ahora?

Resultado de imagen de ixalan key art

Ixalan’s Key Art

Ahora tenemos un Gatewatch esparcido por el Multiverso y cuyos miembros, salvo Chandra, tienen unos cuantos arcos que resolver. Esta dirección de la historia, combinada con que vamos a tener menos cartas de los guardianes en los sets desde ahora, nos dejan claro que la trama va a seguir de forma que, aún permitiendo que los Guardianes evolucionen individualmente, el Gatewatch como organización quede relegado a un segundo plano. En mi opinión, las épicas gestas como las ocurridas en Zendikar, Innistrad o Kaladesh van a tener que esperar a que los Guardianes dejen de ser un desastre, como bien nos explica Nicol Bolas en la Magic Story que os he enlazado al principio del artículo.

Jace, por ejemplo, tiene la mente borrada, y va a ser en Ixalan, con Ugin y Ajani, donde se “cure” (eso si no hace falta hacer una visita a Vryn, claro). Un análisis más detallado de esto lo tenéis aquí.

Liliana va a Dominaria, porque su arco pide a gritos que empiece a arrelgar cosas. Ya sabéis, esas tramas que han ido tendiéndose durante años y para las cuales no tenemos ni un atisbo de solución (su hermano zombificado, el Hombre Cuervo… ah, cómo odio el antiguo storytelling de Magic). Es bastante seguro asumir que el set de primavera tendrá a Liliana como uno de los protagonistas. Además ahora Nicol Bolas tiene cosas que opinar sobre ella. Está en un lío, vamos.

Gideon también tiene cosas que hacer. Las cuales implican volver a Theros. Gideon es un pésimo líder, que confía excesivamente en habilidades que no termina de controlar, que toma decisiones con su musculado culo y que han acabado en Nicol Bolas dándoles la del pulpo. Y todo esto está motivado porque literalmente le da igual. Gideon quiere morir, quiere enfrentarse a sus errores del pasado en Theros por encima de todo. Y hasta que no lo haga, dudo que pueda volver a estar al frente del main cast. Y me alegro, porque todos tenemos una paciencia determinada al a hora de soportar a un líder tomando decisiones pésimas una y otra vez.

Chandra y Nissa… mi esperanza es que alquilen un motel en algún lado tranquilo y se casen. Pero bueno. De momento no creo que tengamos grandes planes para ellas.

Ajani, por último, será la pieza clave en toda la reorganización de los Guardianes. Es lo que necesitan ahora: un mentor, alguien con experiencia que les ayude a tomar las decisiones correctas. Y empezaremos a verlo en Ixalan, cuando se reúna con Jace (y con Ugin, si las teorías son correctas).

Aaaaasí que eso es lo que tenemos. ¿Qué esperáis vosotros del Gatewatch en los próximos bloques? Podéis hacérmelo saber en mis redes sociales, en los comentarios del blog y en mi correo. ¡Un saludo! 😀

Lee más artículos míos aquí 😀
Twitter@Davinnistrad
Correo: davinnistrad@gmail.com

Reserva tus mazos de Commander 2017

Comentarios en: "LORE: EL NUEVO ARCO DEL GATEWATCH" (1)

  1. Es un poco alivio ver que todos hayan sobrevivido (ya me veía a mi pobre Gids reducido a cenizas -.-), pero la traición de Ral me ha dolido en el alma.

    Aun así… eso, y mi idea de una tercera agente de Bolas (lo digo en femenino porque me huelo a kilómetros que sería Baltrice, encajaría muy bien en el Negro/Rojo…pero eso ya es otro tema) reafirma mi teoría de Guardianes a lo Golden Sun. Me explico.

    En dicho juego, que es muy recomendable para los amantes del RPG por cierto, se forma un grupo de cuatro héroes. En la segunda parte de la historia se forma otro de otros cuatro miembros. Y ya a poco antes del final se reúnen ambos grupos y se unen en uno solo para enfrentarse al enemigo común.

    Pues yo me veo una cosa similar, con tres grupos de cinco miembros, siendo quince en total. Uno ya lo tenemos, de maná puro. Los Guardianes originales que se disolvieron cuando la derrota de Amonkhet.

    Y Ajani abrió la veda del segundo grupo, que sería de colores amigos.

    Y me veo venir que Vraska será la fundadora del tercer grupo, de colores enemigos.

    Sin embargo, tengo otra idea en mente sobre esta teoría que he montado, una que no gusta del todo (ni siquiera a mí). La idea de que los Agentes de Bolas acaben volviéndose en su contra y se unan a los otros doce Guardianes que se vayan a formar. De Ral es casi una súplica de los fans, muchos esperamos que haya sido engatusado o algo así. Pero Baltrice es una loca del c*** cuya crueldad poco o nada tiene que envidiar a la de su “””novio””” (porque es poco menos que una Harley Quinn en ese aspecto, por lo que he visto), Tezzy.

    NADIE en el multiverso quiere a ese pavo. Ha generado tantos odios y rencores que o hace alguna burrada como acabar mutilado en una pelea contra…sí, el propio Bolas, el dragón sabe que le odia (por ejemplo, perder otra vez el brazo o que esta vez sea el izquierdo y se haga otro como el que tenía originalmente en el derecho, ¿me explico?), o aprovechar una situación extremadamente desesperada para su fichaje.

    Pero en fin, ahí está mi teoría, más o menos loca. Disculpa por un comentario tan tocho pero tenía que decirlo. Acabe teniendo o no razón, una cosa está clara…

    …Coge palomitas, que esto se va a convertir en un culebrón de aúpa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: