Tu tienda y blog especialistas en MTG

Soy David, juego a Commander, tenemos una colección nueva de Commander, hay cartas mejores y cartas peores, vamos a ordenarlas por colores, a ello.

BLANCO

Magic of the Balance es una carta curiosa, en tanto que pertenece al ciclo de Magos que tienen como efecto un hechizo clásico del juego. ¿Es una carta buena? Ah, no, ni mucho menos, pero es una frikada guay con la que alguien, en algún sitio, estará contento. Quicir, jugar un Balance está muy bien en situaciones muy concretas o con un deck que esté buscando ese efecto, pero hacerlo a una velocidad tan lenta, dependiendo de un bicho que poco más encanto tiene… Existen mil formas de hacer lo que esta carta quiere, mucho más concretas pero que lidiarán mejor con las situaciones que quieres que te arreglen.

Esto ya es otra cosa. Boreas Charger entra dentro del exclusivo club de hechizos monoblancos que rampean. Es dependiente del resto de jugadores, sí, pero si estás jugando monoblanco, lo más normal es que estés por detrás en tierras casi siempre. En realidad el handicap que tiene es que su trigger te pide que deje el campo de batalla, por lo que lo normal será que no puedas llegar, rampear y tener un bonito 2/1 volador para… yo qué sé, para ganar a puñetazos. ¿Entonces la carta es buena? Compraos un Land Tax, que lo acaban de reeditar, es asequible y es mejor que esto. Y si es muy caro, Gift of Estates. Y si queréis bichos, Oreskos Explorer también se beneficia de que lo blinkeéis.

Loyal Unicorn me permite no cerrar este color con mal sabor de boca. Es un buen acompañante para muchas estrategias diferentes, y muchas veces la diferencia entre palmar rápido o no es poder hacer que un ataque arriesgado funcione, si estás jugando Voltron, Tokens… Yo qué sé, tampoco es lo mejor pero no apesta. El resto de cartas blancas son una carta que te pone tokens 4/4 por seis manás y si has casteado a tu comandante mil veces, un Ángel que te pide que jueges a la vez Voltron y Go-Wide… Mira, yo qué sé, me estáis matando a disgustos y no me sorprende que este sea el peor color en todos los formatos. Vámonos al Azul de una vez.

AZUL

Aquí está mi niña, miradla qué mola y qué todo-poderosa es. Aminatou’s Augury es una carta que puede ver juego en decks de verdad. Ocho manás son muchos manás, y el que su efecto dependa un poco de la suerte no da tantos puntos a su favor. Dicho lo cual, aunque puedes salir decepcionado, raro es que no te quedes con una tierra y dos o tres cartas que cuesten ocho manás juntas como mínimo. En realidad la clave de esta carta es que si la juegas sin pagar su coste es mucho mejor, y si haces eso es porque tienes un deck con más cartas caras que jugar sin pagar su coste. Así que Aminatou’s Augury tiene muchas papeletas de acabar rompiendo una partida al comando de, por ejemplo, Jeleva.

La que posiblemente sea la mejor carta azul de al colección es este Ever-Watching Treshold. Ghostly Prison y Propaganda son dos encantamientos conocidos por frenar muchos ataques a lo largo de la partida, y el Treshold genera un value igual o mucho mayor, además del componente político de intercambiar el ataque pactado de un amigo a cambio de algunas cartas. Sólo puedes robar una carta por fase de ataque, no nos vengamos muy arriba, pero aún así esta carta posiblemente acabe valiendo algo de dinero. Y si no, tanto mejor, pero haceos con una porque es muy buena y querréis una copia en todos los decks de Pillowfort que construyáis.

Vedalken Humiliator es un insta-slam en cualquier deck de artefactos que juegue con bichetes. Metalcraft en Commander lo tiene cada jugador antes siquiera de desenrollar los tapetes, y que este tenga que atacar para disparar su habilidad no es una pega, porque sabes de antemano que vas a atacar a una mesa llena de 1/1s sin habilidades. Eso sí, cuenta con que según toque la mesa se lleve el odio de todos los oponentes, y al rato (o no tanto rato) uno o dos removals a la cabeza. Gajes del oficio que no hacen que Vedalken Humiliator te vaya a generar un value tremendamente estúpido si sobrevive hasta el combate. Siguiente color, ahora de mejor humor.

NEGRO

La primera carta que analizamos es candidata a pasar desapercibida hasta que la juegas. Puede seguir pasando desapercibida por acabar siendo malilla, pero quién sabe. Bloodtracker es un Greed (una carta bastante jugada) con patas, con todos los pros y contras que eso conlleva. Para empezar, puede comerse un removal mucho más fácilmente, y necesitas que palme para robar las cartas, así que una vez robes, se acabó el chollo. Por el otro lado, puede pegar unos tortazos muy limpios por el aire, y estoy seguro de que en algún lado tiene que existir algún deck que quiera jugar  con Vampiros en particular, o igual alguno que tenga sinergias con contadores +1/+1. Vete a saber, ¿eh?

Loyal Subordinate es mi favorita dentro del nuevo ciclo de Liutenant. Sus stats no son nada del otro mundo, y aunque en el tribal de Zombis sea una carta bastante jugosa también especialmente si juegas con Scarab God, que va a estar ahí para siempre, se me ocurren otros usos. Para empezar, puede ser una ida de olla en 1v1 (ese formato no es EDH pero más o menos es Commander así que lo comento igual), donde si tu Comandante es barato de jugar (o son dos Comandantes, gracias a partner), va a ser un motor de drenaje bastante curioso. En multi drena a cada oponente, y aunque ahí los builds agresivos sean más escasos, eso lo palia un poco. No sé si será buenísima pero usos tiene.

Sower of Discord puede no ser de las mejores cartas (tampoco las blancas y aún así las he comentado) pero no es del todo mala y además es guay, así que arreando. No sólo su ilustración es tremendamente metalera, sino que si juegas bien tus cartas (jeje, son cartas literales) tienes una herramienta política también muy metalera que puede salir bien en el build adecuado. Pero lo mejor es que no pierde su utilidad cuando solo quedéis dos jugadores en la mesa, cosa que le ocurre a muchas cartas del estilo, sino que te permite atar tu destino al de un oponente. Gana unas cuantas vidas y asegúrate de que tu oponente no te va a atacar nunca. Eso mola bastante.

Bueno, tampoco demasiada chicha por aquí. Me la he guardado toda para el siguiente artículo, donde tendremos LAS CARTAS MULTICOLORES. Ah, y otros dos colores, supongo, qué se le va a hacer. Nos leemos ❤

Lee más artículos míos aquí 😀
Twitter@Davinnistrad
Correo: davinnistrad@gmail.com

Ya puedes reservar tus mazos de Commander 2018

Comentarios en: "C18: ANÁLISIS POR COLORES (Blanco, Azul y Negro)" (1)

  1. […] el tipo más inconsistente a la hora de titular sus artículos. La semana pasada os conté aquí qué cartas había interesantes en algunos colores, dejando para el final (el artículo de hoy) lo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: