Tu tienda y blog especialistas en MTG

Y no, no son los Eternos de Bolas.

¡Muy buenas de nuevo rinconeros del Magic! Os traigo (tras un buen tiempo) otra letra de este abecedario “lorero”. En esta ocasión, para que la leáis mientras disfrutáis de la brisa marina, o de cualquier brisa veraniega del multiverso. O entre partida y partida del Arena, que también.

Antes de meternos de lleno en la historia de Endrek Sahr, necesitamos ponernos en situación y retroceder bastantes años, hasta la ascensión de, cómo no, Urza.

La activación del sílex golgotiano por parte del famoso artífice afectó profundamente a Dominaria, incluso a otros planos, pero nos centraremos a un nivel más local. Con la llegada de una futura Era Glacial, la raza de los homáridos (hombres-cangrejo) se desplazarían, migrando a temperaturas más frías, a las aguas circundantes al continente de Sarpadia, hogar por entonces del imperio tritón de Vodalia. Y ganó el marisco esta vez.

Un homárido

Un ejemplo de cangrejos amantes del frío lo podemos encontrar en la especie Paralithodes camtschaticus , o cangrejo rojo gigante, nativo del mar de Bering y que puede soportar temperaturas bajo cero, aunque está más a gusto entre los 2 y 7 Cº.

Paralithodes camtschaticus

Siendo una de las especies de cangrejos más grandes del mundo, es lo más parecido a un homárido que podréis encontrar. Además, se considera un manjar. Recordad: un marisco cocido es un tritón de Vodalia agradecido.

Esta fue solo la primera de las tragedias que sufrió el continente, pues a la vez que los homáridos se asentaban en aguas más frías y acababan con los tritones, el cambio de clima provocó una gran hambruna en el continente, cebándose especialmente con los elfos (los del bosque de Havenwood, concretamente). La crítica situación de los elfos es algo que jugará un papel determinante en el devenir de nuestra historia.

 En Sarpadia existía una secta religiosa, la Orden de la Mano de Ébano, fundada por Tourach (su himno está en una famosa carta) y probablemente su origen se remonta a los monjes que veneraban a Gix, demonio pirexiano que estuvo paseándose por Dominaria un tiempo.

Alabemos a Tourach

El personaje que nos ocupa, Endrek Sahr, perteneció a esta orden, y jugó un papel fundamental en el futuro de todo el continente.

La Orden de la Mano de Ébano buscaba satisfacer sus demandas de sacrificios rituales (no solía haber voluntarios, y la situación de Sarpadia no ayudaba). Es por ello que Endrek Sahr solventa este problema (con ayuda de tecnología pirexiana) creando a la raza de los thrulls. Los thrulls no son otra cosa que gólems de carne, o más bien, carne muerta moldeada e infundida con energía mágica.

Endrek Sahr

Gracias al éxito de sus creaciones llegaría a ser conocido como criador experto en su orden, y sus thrulls poseerían infinidad de variantes y formas, además de tener una gran capacidad de adaptación.

Con los thrulls de Endrek Sahr podemos encontrar ciertas similitudes  al concepto del homúnculo.

El homúnculo, término atribuido al alquimista Paracelso, no es otra cosa que un “hombrecillo”, como su nombre indica, creado enteramente por la alquimia. Esto no tendría mucha relación con un thrull, compuesto por carne de cadáveres y demás lindezas, pero en el concepto (y en el proceso de creación) del homúnculo vamos observando ciertos puntos interesantes.

Aquí vemos a Fausto y Mefistófeles, personajes de la obra de Goethe, asistiendo a la creación de un homúnculo.

Homúnculo y gólem son seres estrechamente relacionados con la alquimia y en esencia, iguales; vida creada exclusivamente por el hombre. En Magic vemos estas creaciones como ayudantes de magos, por lo general (o perdidos, como Fblthp).

Alejados de la vertiente de un solo ojo que conocemos, los homúnculos de Alara son los más “paracelsianos”. Además, son criaturas artefacto.

Y aunque hay infinidad de “recetas” para el homúnculo, nos quedamos con la de Paracelso; tomamos esperma de un hombre, lo metemos en una bolsita y lo enterramos en estiércol de yegua durante cuarenta días. Otras variantes cambian el contenido de la bolsa a mercurio, carbón, y restos humanos (o de animales con los que quisieras hacer híbridos). Y también había que “alimentarlo” con sangre.

Sí, pueden sonar extraños y asquerosos estos métodos, pero volvamos a los thrulls. Usemos estos restos humanos y animales, y cambiemos estiércol de yegua por maná negro y siniestros rituales (la Mano de Ébano poseía estos recursos en abundancia). Sangre, por supuesto que tenemos. Sin embargo, la creación del homúnculo no sería posible sin un recipiente adecuado, y en el caso de Endrek, dispositivos pirexianos.

Un sacerdote de Yawgmoth advertiría a Endrek de las limitaciones de sus thrulls, ya que, al contrario que los pirexianos, no podían hacer nada más allá de lo que le permitiría la energía con la que fueron creados. También vaticinaría la rebelión de los mismos.

Esto es muy interesante, ya que las historias sobre los homúnculos cuentan que estos se volvían tras un tiempo contra su creador, y se rebelaban o huían. Y comprobaremos que así sucedió en Sarpadia.

Endrek no se tomó muy bien las palabras del sacerdote, y probablemente por ello dio origen a su mayor creación, el Derelor, un thrull que ya no estaba limitado por su propia energía, pero que necesitaba un suministro constante de maná para mantenerse.

El Derelor. Observamos unos cuartos traseros bastante equinos. ¿Una yegua, quizá?

Ante el fracaso energético que resultó ser el Derelor, la Orden de la Mano de Ébano dicta la ejecución para Endrek Sahr. Y así terminaría la historia de nuestro criador favorito, de no ser por la crisis de las grietas temporales, que lo llevarían al futuro (su carta es de este período).

Paralelamente a estos acontecimientos, ocurren dos hechos importantes: Los orcos y trasgos de Sarpadia acabarían con el imperio enano del continente, comenzando así las famosas crónicas tituladas Imperios Sarpadianos, en los que se relata el auge y caída de las civilizaciones del continente.

¿Recordáis la hambruna que sufrían los elfos? Pues uno de ellos robó los secretos de la creación de thrulls a Endrek Sahr y los utilizó para crear a su propia versión “élfica” de thrulls: es así como aparecieron los tálidos en Dominaria.

Este elfo no fue otro que Thelon. Al comprobar que solo los hongos crecían en Havenwood, se dispuso a crear los tálidos.

Tras la “receta” de Paracelso, otros alquimistas añadirían sus variantes de homúnculos después de que nuestro alquimista suizo hubiera sentado precedente. Tal es el caso de las mandrágoras, cuyas raíces podrían tornarse en homúnculos. Paracelso rechazaba este tipo de ideas, “robadas” de sus afirmaciones. Versión “verde” de thrulls/mandrágoras y homúnculos, secretos robados…no hay coincidencias en el multiverso.

Ilustración del s. XV en la que vemos representada una mandrágora.

Endrek Sahr y Paracelso tenían otra cosa en común: acabaron con poco pelo en la cabeza. La verdad está oculta a simple vista.

Paracelso

No puedo dejar de hablar de homúnculos sin citar a uno de los más famosos que ha llegado hasta nuestros tiempos, Roger, personaje de los cómics de Hellboy. Y para no extenderme aún más, os recomiendo leer su historia.

Roger

Continuemos.

Thrulls y tálidos, creaciones directas e indirectas de Endrek Sahr, se rebelarían contra sus amos y, tras la caída de todo el continente, se erigirían como únicos seres en Sarpadia. Sin embargo, ambas razas no lucharon entre sí, probablemente por su origen común. Los tálidos se quedarían con Havenwood y los thrulls con el resto del continente.

Pasan los años y comienza la invasión pirexiana en Dominaria. Todo parece perdido, y todo el plano sucumbe ante Yawgmoth poco antes de activar el Arma del Legado. ¿Todo el plano? ¡No! El continente de Sarpadia resistió irreductible al invasor.

El continente de Sarpadia. Fuente

Sabemos que tropas pirexianas (y todas sus máquinas de guerra) llegaron a Sarpadia como si fuera otro continente más de Dominaria que conquistar, pero fue tal la resistencia que encontraron por parte de los thrulls que tuvieron que huir. Y hablamos del ejército de la Pirexia original, algo que me atrevo a decir supera con creces al ejército de Eternos de Bolas. Y que era bastante más numeroso, poniendo en jaque a uno de los mayores planos del multiverso y a planeswalkers que por entonces eran prácticamente dioses.

Pero debido a su adaptabilidad y su continua y rápida evolución, pudieron hacer frente sin problema a los pirexianos sin ayuda de ningún planeswalker o Urza que pasara por allí.

Un thrull de los de la vieja escuela.

Y así fue como, por azares del destino, un hombre creó al ejército más poderoso del multiverso (que sepamos). Espero que os haya gustado su historia, y evitad el estiércol de yegua.

¡Nos vemos en F!

Ya puedes compar tus cajas y sobres de Core Set 2020

El-rincón-de-Magic-web.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: