Tu tienda y blog especialistas en MTG

¡Hola a todos, aquí Falsísimo desde Foromagic! Pues sí, hace ya un tiempo que salió la novela de Ikoria, y ya iba tocando su respectiva reseña. Y es que después del fiasco que fue la Guerra de la Chispa (del que el lore tardará mucho en recuperarse) toca ver si el lore va remontando un poco. Así que, sin más dilación, vamos a ello (obviamente, va con spoilers).

Creo que la principal palabra para describir esta novela es «decente». Es como la peli de Han Solo: un buen trabajo (si, me pareció buena, a pesar de toda la mierda que le cayó), pero que se olvida rápido. No tiene tanto deus ex machina como Eldraine, lo que es de agradecer, pero aun así, creo que le falta «algo». Y creo que ese «algo» es longitud, que es lo que le lleva faltando al lore de Magic desde hace tiempo: más líneas para desarrollar más los personajes, lugares, situaciones y batallas. Y con todo, Wexler hace un trabajo bastante bueno (no al nivel de la Tormenta Inminente, pero es que esos relatos son una obra maestra). Y tal vez una trama algo más profunda, algún giro de guión, no todo tan lineal. Aqui las cosas simplemente «pasan»: los personajes van de un sitio a otro, luchan, hablan y resulven sus situaciones. Y ya está, no se profundiza demasiado en sus sentimientos, ni hay ningún giro inesperado. Comienzo, nudo, desenlace.

El principio me encanta, sobre todo la relación Lukka-Jirina: con un par de escenas se nos muestra lo enamorados que están, no hace falta más. Se nos presenta de forma sencilla la cuidad de Drannith, su estructura y funcionamiento, los Capas de Cobre, el general Kudro, y demás. Pero a partir de aquí, la historia empieza a flojear un poco, y es que tampoco parece haber un propósito claro para los personajes, salvo Lukka y Jirina: Lukka quiere volver a casa a cualquier precio, y Jirina tiene que capturarle, intentando no matarle (por razones obvias). El resto de personajes, pues no tienen un propósito claro: Vivien está ahí investigando la interferencia del supuesto caminante «entrometido», y sus amigos los vinculadores, pues están ahí para hacer bulto y luchar contra los mercenarios contratados por Jirina.

Y hablando del planeswalker «entrometido», pues podían haber profundizado un poco en él, ya que es el misterio principal de la novela. No sé, habernos dejado alguna pista de su lugar de orígen, algún nombre conocido o por conocer, tal vez incluso un duelo mental entre él y Lukka… Lo único que ocurre en la novela es que le presta el poder del Ozolito a Lukka, el Ozolito revienta, el planeswalker se va y no sabemos más de él. ¿Qué hacía en Ikoria, para qué quería el poder del Ozolito? Ni idea. Lo dicho, podía haber habido un duelo final entre él y Lukka (y Vivien) en el que se nos explicara algo, y Lukka podía haber seguido siendo igualmente el villano de Drannith. También te digo que yo eso no me lo esperaba, y me sorprendió positivamente. Confiaba en que de alguna manera Lukka consiguiera limpiar su nombre, pero según avanzaba la novela y la actitud de Lukka iba tornándose villanesca, he de decir que me sentí positivamente sorprendido. Tal vez tengamos por una vez un personaje con una moral menos definida que el resto. Algo más «gris», y no tan blanco o negro como estamos acostumbrados.

Y ya para acabar este tostón, se han oido muchas voces clamando sobre la conexión carta-novela, y el gran número de criaturas legendarias, porque Commander es la niñita mimada de Wizards, que luego ni siquiera son mencionadas en el lore. Por mi parte, mientras la calidad de la novela se mantenga, pueden haber toda la desconexión que quiera (mención especial a Narset, que tiene una (1) mención en toda la novela). De todos modos, no entiendo qué es lo difícil de plasmar los eventos de la novela en las cartas: hay como 5 o 6 puntos argumentales que plasmar en cartas, cuanto cuesta definirlos desde el principio y decidir que son inamovibles? Imagino que la ilustración, flavor text y nombre de la carta es lo último que se pone, así que sólo es cuestión de encontrar una carta a la que ponerle la ambientación de la novela.

Y respecto a las criaturas legendarias… Pues si, soy de la opinión de que debería haber menos. Un permanente legendario se supone que trae cierto peso con él (no solo en el lore, sino también en las reglas), y tener tantos legendarios en un set diluye su peso en la trama, y en el juego. Hace que no se sientan tan especiales.

En fin, resumiendo: Ikoria – Sundered bond es una buena novela, definitivamente merece la pena (obviamente no es Cervantes, pero por cuatro perras que cuesta en Amazon tampoco se puede pedir más), y, a pesar de que juega a lo seguro, es entretenida y rápida de leer. Desde luego, recomendable.

Lo mejor

  • El principio: muy bien escrito, en pocos párrafos detalla todo lo que hace falta saber para la historia.
  • Vivien empieza a redimirse: no voy a negarlo, después la terrible introducción que tuvo el personaje (en la más que olvidable historia que salió en M19 y que un servidor se encargó de traducir -tal vez por eso le tenga tirria-) aquí al menos al personaje no se le coge asco. Pasa sin demasiada pena ni gloria, pero bueno, viendo donde quedó en M19, eso es casi un punto a favor.
  • La villanificación de Lukka: como ya he dicho, me sorprendió gratamente. Se podría considerar tal vez un giro de guión, aunque se vislumbra bastante pronto, la verdad. Yo esperaba que su historia acabara bien y acabara reconciliándose con Jirina y salvando el día; que no fuera así es un cambio que se agradece de vez en cuando.

Lo peor

  • El planeswalker misterioso: tiene demasiado poco protagonismo. Ahora que nos hemos quedado sin un villano principal, hacen falta más, y creo que este habría sido un buen momento para presentar alguno, o al menos darnos alguna pista. Este caminante no hace nada más que darle el poder del Ozolito a Lukka (que vale, es una parte central de la trama, pero aun así). Como digo, habría estado bien un pequeño enfrentamiento con él, y le daría además una razón a Lukka para perseguirlo por el Multiverso.
  • La longitud: el gran problema del lore. A ver, la novela tiene la longitud necesaria para lo que cuenta, eso está claro. Pero creo que se podría haber desarrollado una historia más profunda, que nos permitiera visitar Ikoria por completo (no solo Drannith) y nos permitiera profundizar en los sentimientos y relaciones de los personajes. Claro que para que eso salga bien, haría falta invertir más recursos en el lore del juego, y no estoy seguro de que sea lo que Wizards persigue en este momento.

Bueno, al final me ha quedado un artículo que ni el Washington Post. En fin, me despido ya, que con esto ya tenéis lectura para lo que queda de mes. ¡Nos leemos!

Ya a la venta el sellado y cartas sueltas de Ikoria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: