Tu tienda y blog especialistas en MTG

El final siempre es feliz y si no, es que no es un final.

Si los simplificamos al máximo, las cartas de Magic no son más que “cromitos” para jugar. Si, ya sé que esta afirmación puede resultar molesta o incluso ofensiva (desde luego yo no la firmo), pero tenemos que reconocer que para una persona ajena, esta es la percepción más plausible que puede tener de todo nuestro mundillo magiquero. “Estos son los cromos con los que juega (o jugaba) mi hijo/hermano/pareja/etc, etc …” Escribo este artículo en aras de evitar, o de al menos minimizar, la pérdida económica que podría ocasionar un error involuntario que acabase con tu colección de cartas en el contenedor azul de reciclaje. Error generado por el desconocimiento y que creo, podemos evitar en gran medida.

La vida da muchas vueltas, y muchas son las circunstancias en las que nos podemos ver envueltos (nótese que escribo en masculino, pero todo lo que digo es igualmente aplicable a cualquier jugadora de Magic, simplemente no quiero ser redundante con las “/a” y “/as”). De un simple olvido en una guardilla, a un despiste a la hora de almacenar una caja, muchos son los universos paralelos en los que puede verse envuelta nuestra bien querida colección, sin que vosotros voluntariamente queramos. Como no me gusta ser negativo, no mencionaré en ningún momento la triste posibilidad del último viaje (aunque esto sea algo con lo que convivimos desde el mismo día de nuestro nacimiento) así que, para hacer mi explicación más visual, enfocaré el desafortunado suceso, en una mudanza (aunque si lo pensáis, también podría verse como una metáfora).

Imaginemos que estás envuelto es un cambio de domicilio. Trabajo, placer, mejora, da igual. Si ya habéis pasado por alguna, sabréis la enorme cantidad variables que hay que tener en cuenta y es muy factible que alguna caja se quede en donde no debería. Bien, ahora imaginemos que vuestra colección de cartas se encuentra en alguna de ellas. El valor sentimental es algo personal y no es medible tangiblemente, por lo que,
lamentablemente y aunque nos cueste, vamos a tener que a ignorarlo. El tiempo, la dedicación, el esfuerzo y el placer por haber conseguido todo lo que tienes tampoco es medible (en valor económico) para alguien del exterior, asique nos centraremos exclusivamente en el valor monetario que tienen las cartas en el mercado real y actual. Si, ya sé que al hacer esto le estamos robando una parte del alma a todo el conjunto, pero debemos ser objetivos y tenemos que recordar que el fin de este inventario (si queréis llamar así), es el de salvaguardar, en la mayor de las medidas, el valor económico de tu colección.

Haz inventario de tus cartas más valiosas

Cuando me decidí a escribir este texto, lo enfoqué de manera que pudiera ser válido para cualquiera de nosotros, y eso es complejo porque existen tantos tipos de Magic, como de jugadores. Habrá quien colecciona cartas, quien colecciona sobres, packs de inicio, merchandaising, libros y un etc. cuasi infinito. Todo tiene cabida y el anexo que podréis descargar al final de artículo debéis personalizarlo a vuestra realidad lo máximo posible. Cuanto más detallado, más opciones de éxito. Por mi parte, para hacerlo más efectivo, me centraré en la que creo es la opción más común y frecuente: colección de cartas sueltas.

Ahora poneos en la piel de esa persona que un día encuentra unas cajas llenas de “cromos” de los que no sabe prácticamente nada, salvo que se usaban para jugar de alguna manera a un juego de mesa. Puede que en algún momento del pasado le comentaras que todo aquello tenía un valor, o no. En cualquier caso lo más posible es que todas esas cartas, por muchas fundas de colores que tengan, sean identificadas
como simples “billetes del monopoly” o como meras “fichas del parchís”. O sea, partes de un juego “para chavales” que no tiene un valor significativo y que por ende, pueden tirarse sin problema, para hacer sitio. Es justo en este punto en donde entra en juego el inventario (si queréis llamarlo así) del que os hablaba. Inventario, salvavidas, bocadillo de mortadela, llamadlo como queráis mientras cumpla su función.

Pongamos que esa persona, antes de tirar nada al contenedor de papel, encuentra los folios, estratégicamente posicionados, que has dejado por si llegaba este día. Una vez leídos y con ellos todavía en la mano, comprende que tirar la colección sería un error, porque sería como arrojar billetes de 50, 100 o 500 Euros (o la moneda que sea) a la basura. ¡Objetivo conseguido¡ En este punto caben dos posibilidades:

1) que os puedan enviar la colección a vuestra nueva dirección
2) que esto no sea posible.

En el primero de los casos, vuestros “hijitos” volverán a casa con “papa” y la crisis será resuelta. En el segundo de los casos, os invitaría a pensar que al menos vuestros seres queridos recuperaran (o no perderán) ese dinero en forma de cartas de Magic. Podéis enfocarlo si queréis y de forma positiva, como una especie de legado. Sea como fuere, ambos son finales felices y sin duda mucho mejores que acabar en una trituradora de papel para ser transformados en vulgar cartón de embalaje.

Humildemente, creo que tomarse unos cuantos minutos (aunque sean horas) en crear este “seguro” es una buena inversión, se mire como se mire. Además, así también tendrás oportunidad de revisar tu stock (que seguro que hay cartas que ya ni recuerdas tener) y de paso también tendrás un valor aproximado, al día que sea, de toda tu colección. Paralelamente podaríais pensar que al hacer esto también estaríamos creando una información que si acabase en “malas manos”, posiblemente terminaría con vuestro tesoro en el mercado “negro”. Cierto es, por eso es muy importante que tanto el escrito como los anexos los coloquéis y destinéis correctamente en forma, tiempo y lugar.

Cada uno puede enfocarlo como mejor estime, o como mejor se adapte a sus personales casuísticas, pero creo que, ya que en el fondo estamos hablamos de dinero con tante y sonante, no tiene sentido inventariar las cartas comunes, infrecuentes y raras sin un valor destacable (cada uno debe sopesar en que punto de inflexión pone el término “destacable”). ¿Mínimo 15 Euros por unidad? ¿30?, ¿50?… lo que decidáis, bien decidido estará.

Ahora que ya conocéis totalmente mi idea, os dejo los links a los archivos descargables que podréis usar y personalizar como mejor estiméis (por este motivo no los subí en pdf). En primer lugar encontrarás un archivo “presentación” (recuerda que tenemos que ponernos en el caso de estarnos dirigiendo a una persona que no tiene ni idea de lo que es un trigger, una fetch o el termino foil), por eso, antes de nada debemos darle datos para que se sitúe. Una vez hecho esto, pasaremos al Inventario en sí mismo (si así queréis llamarlo), al cual podréis añadir las hojas que necesitéis.

Los documentos los he redactado de forma simple y escueta. Sin alardes y sin entrar en detalles ni en informaciones superfluas que si bien para nosotros pueden resultar importantes, nada aportan al objetivo final de este artículo. En la mayoría de los casos, menos es más.

Gracias por haberte tomado la molestia de leer lo que he escrito y en especial gracias a El Rincón del Magic por darme la posibilidad de haber visible esta idea que hace tiempo soñó ser vídeo, pero que al final ha tomado la forma en un texto escrito.

Biez. Agosto de 2020.

Ya puedes reservar tu material sellado de El Resurgir de Zendikar

Comentarios en: "Biezcorp: Un final feliz para tus cartas" (1)

  1. Pancho peña dijo:

    Excelente articulo biez. A un amigo le paso que cuando se casó y se fue a casa con su pareja, dejó muchas cartas en casa de sus papá, sòlo llevo a su nuevo hogar los decks de moderno y commamder con los que mas jugaba. Quizo vender Unas cartas que se enteró que subieron de precio y al buscarlas en su cuarto de soltero se va llevando la sorpresa que su papá habia tirado la mayor parte de su colección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: